Percentiles de peso y talla

Percentiles de crecimiento

Tenemos aquí un tema de esos que muchas veces nos vuelven locos a los padres porque queramos o no nos obsesiona saber si está en el 80 o en el 20 y que levante la mano el que no ha estado en el parque comentando que si el mío está en el 50 de peso y el nosécuántos de altura.
Os empezaré contando de manera muy básica lo que son los percentiles ( a lo mejor a algunos os parece muy simple porque ya lo sabéis. Si es así saltaros este párrafo y asunto arreglado). Para hacer los percentiles se coge periódicamente un grupo de niños lo suficientemente grande como para que sean representativos de toda la población y se les pesa y se les mide a todos y con eso se hace una estadística de los valores de peso y talla en diferentes edades. Cuando luego nos dicen que nuestro hijo está en el percentil 25 significa que de cada 100 niños 75 son más altos ( o pesan más) que el nuestro y otrs 25 son más bajos ( o más ligeros ) que el nuestro. Evidentemente eso es una muestra estadística y por eso hay niños que están más allá del percentil 100 porque miden más que el niño más grande que se midió para realizar estas tablas.
Como veis los percentiles no nos dicen nada que no veamos nosotros mientras nuestro hijo juega con niños de sus edad ( que es el más bajo, o que está en la media comparado con los demás…) así que no deberíamos sorprendernos del percentil que nos diga el pediatra cuando lo llevemos a su consulta. Lo sorprendente sería que si nuestro hijo es el más bajo de la clase nos dijesen que está en un percentil 90. De la misma manera si nuestro hijo es alto y delgadito seguramente esté en un percentil alto de talla pero normal o bajo de peso.
Así que en realidad ¿ por qué son importantes los percentiles?  Porque detectan cambios de tendencia. Como en tantas otras cosas los niños crecen y engordan de manera bastante similar unos a otros y lo habitual es que el niño que ( sin tener enfermedades) está en un rango de percentiles ( por ejemplo entre 25 y 50) vaya a permanecer ahí a lo largo del crecimiento. Sólo si se empieza a alejar de ese rango y lo hace de manera llamativa habrá que empezar a sospechar que pueda haber algún problema, pero claro, tiene que ser de manera mantenida, no os penseis que si vuestro hijo está habitualmente en el 50 de peso y de repente en una medida se baja al 30 ya hay que alarmarse y empezar a hacer análisis y pruebas a lo loco. Habrá que comprobar si remonta o no, si ha podido pasar una de esas terribles gastroenteritis que nos traen a veces de la guarde…

Como resumen os diré:
1) Está bien mirarlos
2) No deberíamos sorprendernos del dato que nos den a no ser que criemos a nuestro hijo sin contacto con ningún otro y no sepamos de qué tamaño son más o menos sus coetáneos
3) Si el pediatra no se alarma no os alarmeis vosotros.
Aquí os dejo un enlace para que podáis calcular los percentiles de vuestros hijos cómodamente.
Os espero en el próximo post sobre la salud de nuestros hijos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *